¿Cuáles son las principales negligencias que se producen?

Infecciones orales, enfermedades en la encía, insensibilidad en la legua, labios…

Por ejemplo, para restaurar un diente que le falta, el dentista suele acudir al implante dental. Sin embargo, esta técnica sólo es adecuada para las personas que tienen una fuerte mandíbula. Si el dentista puso implantes dentales en un paciente con mala estructura maxilar, causará graves daños.

Lo mismo ocurre si a causa de la ortodoncia se producen lesiones graves o no se consigue el resultado prometido.

No producir el resultado previsto o no llevarlo a cabo correctamente.

Falta de información al cliente de los posibles efectos adversos de un tratamiento determinado.

Prácticas realizadas sin el debido consentimiento del cliente.

Llevar a cabo extracciones innecesarias de dientes sanos o llevar a cabo extracciones que provoquen daños.

Llevar a cabo una mala ejecución de la anestesia dental que pueda derivar en daños graves e incluso irreversibles.

No diagnosticar cáncer oral, enfermedad periodontal o cualquier otra enfermedad.

Error en la medicación.

CONTÁCTENOS
LLÁMENOS
Teléfono: 954 66 31 82
MÁNDENOS UN EMAIL @
info@legaldentisabogados.es
DÓNDE ESTAMOS
Eduardo Dato 54, 2ª. 41005, Sevilla.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar